© 2018 Calidad Gráfica. Ejecutado por Brill

El boom del lettering

Curiosamente este “arte de dibujar letras” desde hace muchos años cuenta con cultores que no conocemos en Chile y cuyos trabajos podrían ser reconocidos como las bases del lettering actual.





En los primeros años de nuestra educación, muchos de nosotros sufrimos con la caligrafía y ese cuaderno cuadriculado que no perdonaba descuidos. Ahí repetíamos una y otra vez cada letra, palabra y frase lo más idéntico posible al modelo hasta aprender a la perfección la escritura manuscrita.


Hoy este arte de escribir de manera correcta, ha roto la rigidez y se abierto a expresiones más libres, principalmente debido a la presencia de la cultura más popular y también de la publicidad. Una de estas expresiones es el emergente lettering, que se ha definido como el “arte de dibujar letras” y en donde los caracteres ya no están escritos sino que derechamente trazados, por lo que su principal valor está en la completa libertad creativa que existe al momento de ejecutar la técnica.



Lettering y publicidad

Actualmente, existen muchos artistas caligráficos o diseñadores de alto nivel profesional que se dedican a este arte, principalmente para plasmar mensajes visualmente atractivos que enriquecen piezas editoriales, publicitarias o bien el diseño de un logotipo. Con ese mismo objetivo, pero años atrás, en Chile nacieron los primeros y particulares precursores del lettering nacional, quienes, a pesar de no tener una formación académica, hacían un trabajo que se acercaba mucho a este arte. En esa época se les llamó letristas, o también “letreristas”, convirtiéndose en personajes populares practicantes de un arte que también se puede resumir en crear piezas gráficas en donde la tipografía toma las formas más libres para entregar su mensaje.

Fueron los pintores de carteles de almacenes de barrio y de las antiguas micros multicolores que recorrían Santiago, los primeros cultores del dibujo de letras, una práctica que está en el camino contrario de la tecnología digital que gobierna hoy y que, en palabras del conocido letrerista Zenén Vargas, sigue siendo un trabajo 100% artesanal.


La práctica del lettering hoy ha captado un creciente interés, propagado principalmente entre ilustradores y diseñadores, pero también en muchos aficionados, seguidores de la escritura manuscrita y que buscan aprender esta técnica. (#lettering)